Queremos encender los corazones, sobre todo en el área del servicio, contando las experiencias y reflexiones que tenemos quienes  trabajamos por y para la

educación; una experiencia completamente

transformadora tanto para quien la guía

como para quien se deja guiar.

Este año hemos cambiado el concepto del Anuario Estudiantil.

Queremos compartir historias y relatos cargados de emociones que reflejen las experiencias de la labor diaria de nuestro cuerpo docente, directivos, estudiantes, e incluso, padres de familia.