• Club de Periodismo

La innovación nos invade

Era de mañana en la Unidad Educativa Javier. Había un sol calcinante como es lo habitual en la costa del Ecuador. Se podía visualizar autoridades por doquier, quienes se dirigían al mismo punto. Una vez reunidos, todos comenzaron a platicar acerca del nuevo proyecto que la institución implementará en el Nivel Básico Elemental.


Parecía una feria de tecnología, en la cual los niños eran los jueces, con espacios de aprendizajes totalmente innovadores y docentes listos para utilizarlos. Aguardaron todos pacientemente hasta el momento en el que el padre rector Fabricio Alaña arribase al lugar de encuentro. Trajo consigo al icónico Padre Pedro Barriga, símbolo esencial del Javier. El P. Fabricio tomó la palabra y explicó en qué consistían estos espacios, cuál fue el costo de la construcción -que bordea el medio millón de dólares-, entre otros detalles.


En su discurso también habló de cómo esta obra iba a ser utilizada por los niños de una manera competitiva pero colaborativa, al usar los círculos de estudio multidisciplinarios como base del trabajo en equipo. Impresionados, todos les dieron su merecido aplauso a los creadores y a los que apoyaron este sueño hecho realidad.


Luego siguieron con la bendición del lugar, y qué manera más tradicional de hacerlo que con el Padre Pedro guiando el encuentro. Luego del rito procedieron a visitar los nuevos cursos de manera interna. Un lugar en donde solo cabía la mentalidad de 4 paredes rodeando a los estudiantes, cambió por completo en un período récord de tiempo. Por fuera, el contraste de lo antiguo a lo moderno era ya impresionantemente notable, algo que resultaba obvio al observar los rostros de los presentes.


Los invitados quedaron más sorprendidos de lo que esperaban mientras subían todas las escaleras que comprenden la primaria del Javier, pues, los niños tenían libertad de caminar a cualquiera de los espacios a su alrededor. Felices y con la seguridad de que este cambio marcará la diferencia en lo que respecta a la educación escolar, los presentes disfrutaron de la mesa de bocadillos que había preparado el rector para ellos, la cual luego de unos minutos acabó vacía. Una vez terminado el evento, todos regresaron a sus rutinas diarias esperando lo mejor para esta apuesta educativa.

©2020 Unidad Educativa Particular Javier. Todos los derechos reservados.