• Unidad Educativa Javier

Eucaristía de Despedida a la Madre Dolorosa - Promoción 61


"Bajo tu manto sagrado, mi Madre aquí me dejó;

Señora, ya eres mi Madre, no me abandone tu amor"


Cuando un joven forma parte de la Red de Unidades Educativas Ignacianas del Ecuador, de una institución jesuita, el amor y la devoción a la Madre Dolorosa es lo primero que se aprende. En el caso de la Unidad Educativa Particular Javier, cuando nuestros javerianos y javerianas tienen su primer retiro en octavo año, escriben una carta dedicada a su nueva madre en el cielo, para que puedan acompañarlos durante toda su vida estudiantil.


Durante los seis años de colegio, se tienen un sin número de experiencias y actividades que irán construyendo esta relación con la Dolorosa del colegio, y haciéndola evolucionar a lo largo de los años. Es por eso que, al estar la Promoción LXI en vísperas de despedirse y cerrar su etapa colegial para salir al mundo a servir a los demás, en esta eucaristía de despedida su Madre les regresa la carta que inició esta relación. De esta manera, les recordamos que aunque abandonan su cálida niñez para entrar al mundo de los adultos, muy adentro de su espíritu la mirada de la Madre Dolorosa jamás los abandonará. Sus ojos de amor los protegerán tal como el día en que sus padres los dejaron bajo su manto sagrado.








153 views0 comments

Recent Posts

See All