• Unidad Educativa Javier

Un camino de la mano de nuestra Madre Dolorosa

El amor es el regalo más grande que hemos heredado de Dios. Ese amor, es un sentimiento que fortalece nuestra fe, nos conduce a ser mejores personas, mejores hijos y mejores padres.

Nuestra Madre celestial es el fiel reflejo de ese amor. Ella, dulce y protectora, comparte su corazón con sus hijos, y los guía por el camino a Dios. ¡Qué mejor compañía en nuestra vida que Ella!


Así es como padres y madres de familia encomendaron a sus hijos e hijas bajo el amparo de nuestra Madre Dolorosa, patrona de nuestro colegio, de la educación católica y la mejor intercesora entre la humanidad y la divinidad en Cristo Jesús. Un momento especial que nos recuerda el ejemplo de la Virgen María y su esposo San José, quienes llevaron al niño Jesús a presentarlo en el templo. Este acto simboliza una entrega total y el inicio de un camino al servicio del Señor.

Felicitamos a nuestros pequeños y padres de familia, por confiar en nuestra Madre para que sea ella su guía, compañía y los conduzca a ser personas dispuestas a servir al prójimo.






92 views0 comments