Campamento de los Grupos Ignacianos: Tres comunidades, una sola misión.

 

Del 2 al 4 de junio, en la casa Salesiana ubicada en la vía Data-Posorja, se llevó a cabo el Campamento de los Grupos Ignacianos, integrado por jóvenes del Grupo Apostólico Javier (GAJ), el Movimiento Eucarístico Juvenil (MEJ) y Campamentos Ecuatorianos Loyola (CEL).

 

Día #1:

Los acampados y pastoralistas llegaron alrededor de las 16H45 e inmediatamente se dio paso a una dinámica de integración. Después de eso, se organizaron las carpas y cocinas. Ya en la noche, se hizo la Pausa Ignaciana y se dio el primer pitazo, lo cual significaba que se debía de estar en silencio para poder descansar.

 

 

 

Día #2:

El sábado, la jornada empezó muy temprano: 06H50. Los acampados hicieron un poco de gimnasia en la playa y posteriormente se empezó a preparar el desayuno. Una vez terminado esto, se llevó a los javerianos al campo de banderas, para rendirle honor a la patria y al colegio. Los chicos fueron a la playa y tuvieron otro momento de integración y de diversión. Al regresar se dio una charla impartida por Carolina Aranda, asesora del grupo CEL, titulada: “La valentía de la misión compartida”.

 

 

 

Después de esto se comenzó a preparar el almuerzo. Llegadas las 18H00 inició la misa, para la cual se contó con la colaboración del P. Fabricio Alaña, rector de la institución. Al culminar la misa, inició la Gymkhana, que contó con siete postas. Una vez que culminó esta actividad, los acampados comenzaron la preparación de la cena. Mientras tanto, el equipo de materiales y ‘caminantes’, alistaban el muy esperado fuego de campamento. Antes, los chicos realizaron sus siempre entretenidos sketches. Durante el fuego de campamento, se dio un mensaje muy inspirador, acerca de cómo el Señor nos llama para que seamos ‘pescadores de hombres’, mediante la predicación del Evangelio.

 

 

 

Día #3:

La jornada del último día del campamento inició a las 07H00 con la gimnasia matutina, para después dar paso a la preparación del desayuno. Posteriormente, inició el desmontaje del campamento. El pastoralista David Parrales dio una charla denominada “Amigos en la misión”. El campo de banderas, la premiación de los mejores acampados y guías y la foto oficial, fueron las actividades postreras de la experiencia. Finalmente, acampados, guías y pastoralistas emprendieron el viaje de retorno a Guayaquil.

 

Sin duda una gran experiencia, que no solo llevó a la reflexión, sino también a integración de los acampados, quienes son parte de una sola familia ignaciana que siempre busca ser más para servir mejor.

Compartir
Tweet
Me Gusta
Please reload

Javerianos nos representan con orgullo en el UEESMUN

09/27/2019

1/9
Please reload

Please reload