Eucaristía de Despedida - Promoción 58

1/45

 

En una emotiva ceremonia celebrada el viernes 18 de enero en compañía de amigos, familiares y docentes, nuestros queridos chicos y chicas de la Promoción 58 se despidieron de nuestra siempre adorada Madre Dolorosa quien, con su corona de espinas y los clavos que lleva en sus manos, los amparó y protegió durante todos sus años en el Javier.

 

Entre llantos, sonrisas y abrazos, nuestros estudiantes de 3ro de Bachillerato expresaron su cariño y agradecimiento por tanto bien recibido, así como su inmenso amor hacia la institución. Los cerca de 130 javerianos y javerianas recibieron las cartas que escribieron a la Madre Dolorosa hace más de 6 años, cuando ingresaron a 8vo Año Básico y en donde plasmaron sus compromisos, promesas de ser buenos alumnos e hijos, ser mejores católicos o simplemente sus sentimientos hacia esta advocación de la Virgen María, patrona de la educación católica en el país y símbolo trascendental para los Jesuitas en el Ecuador.

 

A continuación les compartimos los discursos de nuestros estudiantes Estefanía Concha y Emilio Molina, quienes transmitieron el sentir de la Promoción 58 a toda la comunidad educativa en esta, su última misa como estudiantes del Javier.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Estefanía Concha

3ro de Bachillerato

 

"Aquí estamos, juntos como promoción, es la última misa en honor a nuestra Madre Dolorosa. Hoy recibimos esas cartas que con tanta emoción escribimos hace 6 años, cartas donde prometimos tantas cosas. Fue con esta promoción ¡LA MÍA!, la 58, donde aprendí el valor de la amistad, la fraternidad y el compañerismo. Veo hoy en nuestros rostros los sentimientos encontrados de aquellos que ya nos vamos, alegría de haber llegado hasta aquí, tristeza y nostalgia de dejar este colegio que fue nuestro hogar durante tanto tiempo, sé que no va a importar donde nos lleve la vida porque siempre tendremos el apoyo de nuestros hermanos de promoción. Se pueden decir muchas palabras, pero nunca serían suficientes para agradecer a cada una de las personas que aportaron a nuestra formación como lo son: Carito a quien le tengo un cariño inmenso pues siempre es esa amiga que está dispuesta a apoyar; a Byron que siempre te escucha; te comprende sin importar qué; Jean, quien tiene una paciencia gigante; la Chama, a quien todos queremos muchísimo y más que nadie, a Tito, que nos dio este año todo el apoyo del mundo.

 

El Javier sin duda deja una gran huella en cada uno de nosotros, nos deja las ganas de siempre Ser más para servir mejor; a sentir a ese Jesús que deja de estar tan inalcanzable para volverse un Jesús humano y esto se puede notar cuando alguno de nuestros compañeros estaba triste y recibía el consuelo y comprensión del resto. Y es justamente esto lo que daremos a la sociedad, “Nuestra marca Javier”.

 

Amigos de la promoción 58, quiero terminar con esta frase que dijo Pedro Arrupe: “Enamórense, permanezcan enamorados y esto lo decidirá todo”, que siempre seamos capaces de volar alto y de llegar lejos, no dejemos que nadie nunca nos detenga, luchemos por nuestros sueños, nuestros ideales, nuestros principios, salgamos a la calle y hagamos ruido.

 

Promoción 58, ¡seamos grandes siempre! Gracias a todos por tanto y perdón  por tan poco."

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Emilio Molina

3ro de Bachillerato

 

"Al escribir este discurso, me di cuenta que fui muy ingenuo en mi paso por este colegio, tanto que hoy me arrepiento de ello. Fui ingenuo cuando en Octavo me dio igual el retiro donde todos los Javerianos escribimos la carta a la Madre Dolorosa. También al ser tan terco cuando un profesor abría su corazón conmigo como si fuese su hijo solo porque quería lo mejor para mí; fui demasiado ingenuo, al esperar con tantas ganas el momento en el cual me entregasen mi diploma y pudiera por fin escapar de aquí, y hoy no podría estar más arrepentido.

 

Tuve que llegar hasta este día para entender que soy muy afortunado de haber pasado por estas aulas y también para entender que estar en el Javier, es lo mejor que le pudo haber sucedido a mi pasado, presente y futuro. Pensar que este colegio es como cualquier otro, es un error gigantesco que cometemos la mayoría de nosotros, en parte por nuestra inmadurez, pero que afortunadamente nos damos cuenta que estamos muy equivocados cuando llegamos al final de esta etapa.

En este colegio pasa algo muy fuera de lo común, y es que aquí nos sentimos como en casa, aquí aprendimos a ser responsables, dedicados y académicamente excelentes; pero lo más importante, y por lo que me lleno de orgullo al decir que soy Javeriano, es que nos enseñan a ser sensibles, a ser humanos. Debido al problemático mundo en el que vivimos, hace falta más gente sensible, con un corazón gigante, dispuesto a romper esquemas y a hacer cosas extraordinarias en momentos extraordinarios, como nos inculcan aquí para construir seres completos.

 

Ahora entiendo por qué. ¡Sí hay que ser más para servir mejor!, porque si queremos ser la luz al final del túnel y brillar en nuestro efímero paso por este mundo, primero debemos ser la mejor versión de nosotros mismos y poder ayudar a otras personas a brillar, porque de eso se trata el Javier, de explorar hasta el último rincón de nuestro corazón en la soledad y amar, para así trasmitir todo el amor que llevamos dentro.

 

No me puedo ir de este mi colegio sin antes dar las gracias al Padre Fabricio, porque a pesar de cualquier circunstancia, siempre está ahí, aunque muchos no lo vean; a mis profesores porque dejaron de serlo para ser padre, madre, hermano, amigo, consejero, guía, mentor y muchos otros roles que no constaban en sus contratos; al personal de mantenimiento porque han dado todo de sí para que nos sintamos cómodos en el mejor lugar del mundo y aprendamos mejor en un ambiente limpio; y a mis compañeros porque si hubiese faltado tan solo uno de los que estamos aquí, cada uno de nosotros no seríamos las personas que somos hoy en día, listos para cambiar el mundo. Y al resto de compañeros de cursos inferiores, aprovechen la oportunidad de estar en un lugar como el Javier, porque les aseguro que no encontrarán un mejor lugar en el planeta para conocerse ustedes mismos y ser la mejor versión de quienes ya son."

 

 

 

 

 

 

Compartir
Tweet
Me Gusta
Please reload

Javerianos nos representan con orgullo en el UEESMUN

09/27/2019

1/9
Please reload

Please reload

Av del Bombero Km. 5½ Vía a la Costa

Teléfono: (593) 4-2003520 / Nivel Inicial 200-4309 / Ed. Básica 200-4160 - Bachillerato 200-1221

E-mail: info@uejavier.com